? Homenaje al CSO Casablanca

El pasado 21 de septiembre, la policía desalojó y cerró, tapiando su puerta, el CSO Casablanca, un centro ocupado que durante durante más de dos años ha venido realizando una importante labor para vecinos y no tan vecinos en el número 23 de la calle Santa Isabel. Desde el principio, su fachada y parte del interior del edificio -como ya ha ocurrido con otros espacios autogestionados– fueron lienzo habitual para intervenciones de arte urbano. La pasada semana, Rafael Reviriego publicaba en Arte en la calle un pequeño homenaje a Casablanca a través de sus paredes. Suyas son las fotos que os dejamos aquí, y suyas también aquellas palabras.

 



Los comentarios están cerrados.