→ Banco de Abrazos | Aïda Gómez en Zarzaquemada

El pasado mes de abril, comisariamos una nueva intervención en el Centro Municipal Ramiro de Maeztu de Zarzaquemada, en Leganés. En esta ocasión, Aïda Gómez llevó a cabo una intervención en la que transformó 6 de los bancos del centro, convirtiéndolos en otros tantos Bancos de abrazos. En palabras de la artista:

“El centro Ramiro de Maeztu -anteriormente un colegio y, actualmente, un centro de mayores y de servicios sociales- se ubica en las inmediaciones de un barrio periférico emblemático de Madrid: Zarzaquemada en Leganés. A su alrededor se extiende una zona pública semi-peatonal ideada para el descanso y la contemplación de los usuarios del lugar.

Por algún motivo -quizás la superposición sedimentaria de distintos estratos de mobiliarios urbanos- la zona posee una extensa gama de tipos de banco que despiertan la imaginación del viandante. A veces parece que su disposición invita a diferentes usos: bancos para pensar, para relajarse, para charlar o para leer…

Ramón Gómez de la Serna decía que los bancos son desengañadores, pero vivimos una época en la que, sin embargo, parecen engañarnos, apareciendo de un modo malévolo y estratégico en distintos rincones de nuestra ciudad con el único fin de evitar el descanso de los que no tienen techo, alterando incluso su forma tradicional para que sea imposible el estirarse por completo sobre ellos en busca de reposo.

Los bancos de abrazos devuelven a este mobiliario urbano su función original, la que ha llevado a tantos enamorados a escribir su nombre a punta de navaja en las tablas de sus respaldos: el recordarnos que lo público nos pertenece y que las ciudades acogen, refugian y ofrecen descanso a los que las habitan. Porque, como dice Eduardo Galeano en su “Libro de los abrazos”: “El sistema, que no da de comer, tampoco da de amar: a muchos los condena al hambre de pan y a muchos más condena al hambre de abrazos”.

En este mismo lugar, Ampparito realizó su intervención Sobre protección y Ley de signos, en julio de 2018, en el que fue el arranque de un bonito proyecto de intervenciones artísticas en el espacio público del barrio de Zarzaquemada. Posteriormente, en marzo de 2019, Raquel Rodrigo Arquicostura llevó a cabo una intervención con motivos florales bordada en punto de cruz con cuerda de algodón. La obra, titulada Floreciendo, remata una de las entradas al Centro Municipal.

Queremos dar las gracias de nuevo a Jorge Gallego, programador culrural del Centro Municipal Ramiro de Maeztu, por su confianza en MSAP.



Los comentarios están cerrados.